Archivo del sitio

Nos preparamos para la fiesta de Santa Rita

Ya se acerca el 22 de Mayo, día de la fiesta anual de Santa Rita de Casia. Una mujer enamorada de Jesús, que deseaba unirse íntimamente con sus sufrimientos. Rita quería a Jesús como su Esposo y Amado del alma.

Ella no buscaba el sufrimiento por sí mismo. Su deseo de padecer provenía del amor a Jesús que padeció por ella y por todos. De tal manera se había compenetrado de los dolores de Jesús que sus propios dolores y sufrimientos quedaban sublimados, como absorvidos en los dolores de Jesús; de este modo se convertían para ella en fuente de amor y encontraba alivio y consuelo.

Muchas veces ocurre que cuando tenemos algo que sufrir, nos irritamos y nos ponemos agresivos con los que nos rodean. No sucedía así para Rita. Por el contrario, de su corazón encendido de amor como una brasa, se irradiaba un cálido afecto, un trato lleno de paciencia, una simpatía que invitaba al encuentro con ella.

Por eso la presencia de Santa Rita ha perdurado a través del tiempo y hoy seguimos encontrando en ella esa calidez comprensiva capaz de dar algún alivio a nuestros sufrimientos.

Es una ayuda que, como una mano maternal, nos da consuelo, nos alivia la tensión, nos levanta de nuestra postración, nos sostiene y nos da ánimo para seguir caminando y luchando.

Al mismo tiempo Santa Rita es una Maestra que nos enseña a aceptar con paciencia los contratiempos de la vida cuando hay situaciones que no podemos cambiar.

A veces es necesario aceptar el dolor como compañero de camino, como “hermano dolor” diría San Fransisco. La espina clavada en su frente nos lo recuerda.

Pero Rita es también un testigo de la resurrección de Jesús que supera todo dolor, que vence todo sufrimiento, que abre amplia la puerta de la esperanza, que nos pone de pie y nos hace tomar conciencia de nuestra dignidad humana.

Santa Rita, desde la gloria del Señor resucitado nos mira y nos tiende la mano del favor de Dios. Es la mano de la Vida que triunfa sobre todo mal. Nosotros, cristianos, creemos en la vida, la amamos y la defendemos. Es el testimonio de nuestra fe en la resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Por eso, con renovado fervor, vamos a celebrar el próximo 22 de Mayo. Hermosa oportunidad para que cada uno de los que aman y confían en la interseción de Santa Rita, invite a otro a acercarse al Santuario para venerar a esta Santa Mujer.

Santa Rita: mujer fuerte, dulce y compasiva, ruega por nosotros.

 

Imagen: http://www.oremosjuntos.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores